Enfermera muere en los brazos de su esposo tras contagiarse en su centro de trabajo - DwebPeru
Loading...

Enfermera muere en los brazos de su esposo tras contagiarse en su centro de trabajo

Loading...

El brote de coronavirus nos ha afectado a todos de distintas formas pero irónicamente, quienes están luchando por salvaguardar nuestra salud, son quienes más están sufriendo los estragos de este enemigo invisible.

A través de redes sociales, circuló el caso de Laura Tanner, una enfermera que llevaba una década trabajando en el United Kingdom National Health Service. La mujer falleció luego de contraer el mortal coronavirus, era residente en el Basildon en Essex y tenía 51 años.

Covid-19: se reciben más de 300 currículos de enfermeras para ...

Loading...

loading...

Tanner falleció el pasado 1 de abril pero tras permanecer en silencio, su esposo decidió contar su historia para crear conciencia en torno a las consecuencias de tomar en serio al virus.

Kevin Tanner describió lo terrible que fue presenciar la muerte de su esposa mientras la sostenía en sus brazos. «Fue horrible, todavía tengo pesadillas». El hijo menor de Laura también estaba en la casa.

«Laura no había podido levantarse de la cama la mayoría de los días, o comer, pero ese día se había levantado y estaba caminando por las escaleras», dijo Kevin.

De acuerdo con el diario The Sun, Kevin, Laura y su hijo menor se habían enfermado con «síntomas desagradables parecidos a la gripe» y siguieron las medidas de prevención para tratar los síntomas y evitar seguir propagando el virus. Mientras que Kevin logró recuperarse en unos pocos días, Laura no lo hizo. Decidió quedarse en casa hasta que bajó la fiebre y sus síntomas disminuyeron.

Para el 27 de marzo, su condición se deterioró y su fiebre aumentó. Incluso registró una temperatura de 40 grados y Kevin se vio obligado a llamar a los paramédicos para atenderla.

Una enfermera italiana habla de la entrega de su profesión frente ...

«Bajé a verla y fue como si estuviera teniendo un mal ataque de pánico. Estaba luchando por respirar y me estaba pidiendo que la calmara. Llamé al 999 y le compré a Laura una bolsa de papel y me senté con ella, pero su respiración se hizo cada vez más y menos profunda. Sus ojos se volvieron pequeños y pude verlo, estaba yendo y luego pasó «, relató Kevin. En tan sólo 5 días , la condición de Laura pasó de mal a peor, siendo prueba de lo letal que puede llegar a ser el COVID-19.

Según el Daily Mail, el coronavirus se ha cobrado la vida de al menos 134 trabajadores del NHS (Servicio Nacional de Salud en Reino Unido) hasta el momento.

loading...
Share
Loading...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *